5min

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y seguro que hemos vivido más de una situación en la vida en la que hemos tenido que hacer válido este dicho. Si, además, nos fijamos en cómo nos comunicamos hoy en día, el uso generalizado de emoticonos, de redes sociales que funcionan con imágenes, la televisión, la publicidad, etc., entenderemos con más claridad el incremento de Visual Thinking en diferentes entornos, pero especialmente en educación. Pero, ¿qué es realmente Visual Thinking? A continuación, os ayudamos a entender cómo funciona y cómo unir educación con Visual Thinking.

¿Qué es el Visual Thinking?

Visual Thinking es una técnica para expresar de manera visual una relación de ideas.

ejemplo de visual thinking en el aula

En las representaciones hechas con Visual Thinking utilizamos pequeños dibujos, iconos y palabras o frases muy cortas para enlazar las ideas y expresarlas de manera sencilla, clara y comprensible de una ojeada. ¿Y sabéis qué es lo mejor? No hace falta saber dibujar para usar esta técnica, ya que podemos utilizar iconos muy sencillos y crear nuestro propio estilo. Además, también hay multitud de aplicaciones para encontrar el dibujo o icono que mejor representa la idea que queremos transmitir. Si queréis una explicación gráfica de este concepto, la encontraréis aquí.

Esta técnica, tal y como hemos visto, va muy ligada a la creatividad y la comunicación, pero también contribuye a la construcción de aprendizajes, e incluso a la competencia de aprender a aprender. Y seguro que os estaréis preguntando: ¿Cómo se puede hacer esto?

Pues bien, para llegar a elaborar estas creaciones visuales, debemos haber hecho previamente un trabajo importante con el contenido que queremos plasmar, es decir, información concreta, que en un formato visual implica:

  1. Conocer las ideas.
  2. Establecer relaciones entre estas e indagar más sobre los conceptos o ideas si no acabamos de ver cómo relacionarlas.
  3. Organizar las ideas y los
  4. Representar diferentes ideas y conceptos de manera creativa.
  5. Comunicar cómo entendemos las ideas y sus relaciones.

¿Cómo unir educación con Visual Thinking?

Podemos usar Visual Thinking en el aula con dos finalidades:

  • Como técnica de expresión de ideas en formato gráfico.
  • Como técnica para la comprensión de nuevas ideas plasmadas en formato gráfico.

Veamos con detalle estas dos finalidades.

Visual Thinking como técnica de expresión de ideas

Visual Thinking nos puede resultar muy útil en cualquiera de las áreas y materias con el fin de ayudar en el proceso de comprensión de los diferentes contenidos a partir de la elaboración de una síntesis y de establecer relaciones. Dentro de todos los procesos cognitivos que produce el aprendizaje, lo que sabemos que es más efectivo es cuando el propio alumnado expresa las ideas y conceptos, por lo tanto, podemos unir educación con Visual Thinking para este propósito, como, por ejemplo:

  • Al finalizar una unidad didáctica, para representar lo que hemos aprendido.
  • Durante la unidad didáctica, para ir enlazando los contenidos y conceptos a medida que los vamos aprendiendo.
  • En las exposiciones orales, para explicar y mostrar al resto de compañeros los contenidos que estamos trabajando.
  • Durante la unidad didáctica, y para el alumnado que lo quiera, para que pueda profundizar más en los contenidos y establecer relaciones con ideas más detalladas y concretas.
  • En el trabajo interdisciplinario, para establecer conexiones entre las diferentes áreas o materias.
aplicaciones del visual thinking en el aula

Visual Thinking como técnica para la comprensión de ideas

Visual Thinking se centra en la alfabetización visual, es decir, puede ayudar a nuestro alumnado a saber interpretar los mensajes que transmiten las imágenes. Para ello, será necesario que el docente presente una imagen creada con la técnica Visual Thinking y establezca unas pautas para ayudar a analizar lo que se ve y lo que quiere transmitir. Según esta pauta, se puede usar, por ejemplo:

  • Al inicio de una unidad didáctica, para presentar y trasladar al alumnado lo que vamos a trabajar.
  • Durante la unidad didáctica, para ayudar al alumnado a establecer relaciones entre contenidos e ideas.
  • Al finalizar una unidad didáctica, para hacer la síntesis con el alumnado y que sean ellos los que tengan que explicar los contenidos a partir de la pauta creada con Visual Thinking.

Visual Thinking, una estrategia complementaria

Tan importante es trabajar la alfabetización visual como la escrita y, por lo tanto, es esencial contemplar Visual Thinking en el aula como una herramienta de aprendizaje adicional. Como hemos visto, podemos utilizar esta técnica de expresión de ideas de manera visual en varios momentos del proceso de aprendizaje. Para empezar a aplicarla en el aula, no es necesario nada en especial, solo encontrar el momento idóneo para que el alumnado pueda trabajar con Visual Thinking siendo ellos los creadores o bien analizando las creaciones de otros.

Es una técnica que podemos utilizar tanto en papel como en formato digital. Si os planteáis la segunda opción, veréis que hay muchas posibilidades, desde un programa de dibujo en el que vamos insertando las imágenes o iconos que dibujamos nosotros mismos o cogemos de otros autores, hasta programas específicos que convierten en imagen lo que nosotros expresamos de manera escrita.

Algunos ejemplos de Visual Thinking aplicados en educación

Para sacar ideas, podéis consultar experiencias de otros centros y docentes. Os dejamos un par de ejemplos de Visual Thinking:

  • El alumnado de 1º de ESO explica a la docente y al resto de compañeros y compañeras una visita cultural utilizando Visual Thinking: aquí.
  • En esta otra experiencia se utiliza Visual Thinking para preparar un guión artístico de un corto cinematográfico.

Es importante que los chicos y chicas disfruten de las vacaciones de verano, que las perciban como un periodo dedicado al descanso, resultado del esfuerzo y el trabajo de todo el curso escolar. Pero el verano, si se planifica bien, es lo suficientemente largo como para hallar tiempo para descansar y para aprender: para mantener activas la estimulación y la capacidad de atender.

Para acabar

Visual Thinking va tomando fuerza en nuestro entorno, y si analizamos en qué consiste, vemos que puede ser una herramienta útil para ayudarnos a potenciar ciertos aprendizajes en el aula y ayudar a nuestro alumnado a desarrollar competencias para convivir en un entorno en el que las imágenes tienen cada vez más peso.

Os dejamos unas pequeñas reflexiones hechas por participantes de Aula Blog en un taller de Visual Thinking:

Para saber más...

Si os interesa profundizar en los aspectos del visual thinking, no dudéis en echar un vistazo a nuestro curso online sobre el aprendizaje cooperativo

A la hora de unir educación con Visual Thinking debemos tener claro qué objetivo queremos conseguir, y en función de ello desarrollar las actividades pertinentes. Como hemos visto, podemos utilizar Visual Thinking como estrategia de aprendizaje en diferentes momentos y de varios modos. ¿Por qué uso de Visual Thinking os decantáis vosotros?

También te puede interesar:


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[]