5min

Para aplicar la educación emocional en el aula, no solo hay que conocer con detalle qué implica y cómo se estructura, sino también tener a mano dinámicas que nos permitan trabajarla con el alumnado. En este sentido, es importante conocer varias actividades que permitan introducirla en el aula correctamente.

Si habéis llegado hasta aquí es porque ya conocéis cuáles son las competencias a través de las que se estructura la educación emocional. Si no, os recordamos que esta publicación es la segunda parte de este post sobre los beneficios de la educación emocional en el aula.

Estructura de la educación emocional

Dicho esto, en la anterior publicación os presentábamos el modelo del Grupo de Investigación de Orientación Pedagógica (Bisquerra y Pérez, 2007), donde se estructura la educación emocional alrededor de cinco competencias clave. Recordemos cuáles eran:

educación emocional en el aula

Pero, ¿qué actividades de educación emocional podemos hacer en el aula? ¡Vamos a verlo!

¿Qué actividades de educación emocional podemos introducir en el aula?

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA CONCIENCIA EMOCIONAL

Propuesta de actividad de educación emocional para Infantil

Es muy interesante empezar a trabajar la conciencia emocional en Infantil pidiendo a los niños qué emociones y sentimientos conocen. A partir de la puesta en común, se creará una lista de vocabulario emocional que se completará con expresiones más concretas, como celos, euforia, indignación, terror, nerviosismo, odio, armonía…, que complementarán emociones más básicas como miedo, ira, tristeza, asco, alegría, sorpresa, etc.

Una vez los alumnos ya conocen el significado de estas emociones, se puede proponer una actividad de percepción de las emociones. Cada niño escoge cinco emociones que tiene que pintar con colores diferentes sobre la silueta de una persona y situarlas en el lugar donde él las focaliza. Por último, el alumnado comparte sus percepciones, con especial atención a que no todo el mundo percibe de la misma forma una misma emoción.

Propuesta de actividad de educación emocional en Primaria

Para seguir trabajando la conciencia emocional en Primaria, puede complementarse la actividad anterior con el siguiente eje de coordenadas: cada alumno sitúa las emociones según el grado de energía y bienestar que le generan. Esta actividad se puede repetir en varios momentos del día y de la semana para evidenciar que nuestro estado anímico no es siempre el mismo y que se ve influenciado por muchos factores.

educacion emocional actividades

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA REGULACIÓN EMOCIONAL 

Para trabajar la regulación emocional en el aula, será necesario plantear a los alumnos situaciones ficticias en las que puedan reconocer emociones como la ira, la alegría, la tristeza y el miedo en un entorno controlado. Estas situaciones tienen que serles cercanas, ya que les permitirán identificar mejor las emociones que perciben. Una forma de plasmarlo por escrito es utilizando una tabla que permita al alumnado escribir qué y dónde siente cada emoción a partir de la triple respuesta emocional: neurofisiológica, conductual y cognitiva.

educacion emocional actividades 2

Propuesta de actividad de educación emocional en Primaria

A la hora de trabajar la regulación emocional en Primaria, es importante que los alumnos conozcan el papel de las emociones en el cerebro y entiendan las conexiones que se establecen entre el cerebro emocional y el cerebro cognitivo. En este vídeo se explican de forma muy visual estas conexiones, y es un buen recurso para acercar estos conceptos a los alumnos.

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA AUTONOMÍA EMOCIONAL EN EL AULA

Propuesta de actividad de educación emocional para Infantil

Una actividad para la etapa de Educación Infantil para trabajar el autoconocimiento puede ser el Círculo del autoconocimiento, en el que los niños explican a sus compañeros, mientras se pasan una pelota, qué cosas les gusta hacer y qué no, cuáles son sus animales preferidos, juegos, cuentos, etc. A partir de esta actividad de educación emocional, los niños aprenden a expresar lo que les gusta, van tomando conciencia de sí mismos y de lo que los representa y trabajan así la autonomía emocional.

Propuesta de actividad de educación emocional en Primaria

Una actividad similar a la anterior, pero para Primaria, es la Tarjeta feliz. Por parejas, cada alumno escribe en una nota una virtud de su compañero. A continuación, se exponen las respuestas en voz alta y se reflexiona sobre la importancia de decir lo que valoramos de los demás.

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA COMPETENCIA SOCIAL EN EL AULA

Propuesta de actividad de educación emocional para Infantil

Para trabajar esta competencia de la educación emocional en Infantil, es importante ir integrando la comunicación asertiva en el día a día, introduciendo expresiones que denoten respeto hacia la otra persona, como, por ejemplo, en lugar de fomentar expresiones del tipo “¡déjame, eres malo!”, los alumnos integran otras no tan impulsivas y más reflexivas, como “estoy enfadado porque no me ha gustado lo que has hecho”. Esta competencia se debe ir trabajando a partir de la reflexión diaria de las expresiones y reacciones de los alumnos en los conflictos que surjan de forma habitual en el aula.

Propuesta de actividad de educación emocional en Primaria

En Primaria, con el fin de trabajar la competencia social en el aula, será importante diferenciar entre la actitud agresiva, pasiva y asertiva, presentando situaciones en las que los alumnos deban dar diferentes respuestas según el tipo de actitud que se pide. Por ejemplo, podemos plantear una situación típica de aula como “me han tirado todos los papeles al suelo” y ofrecer tres respuestas a los alumnos para que tengan que seleccionar cual sería la más adecuada:

  • Actitud agresiva: “¡Pero qué haces, eres tonto! ¡Ahora lo recoges tú!”.
  • Actitud pasiva: “Es igual, lo recojo yo y no digo nada, acabaré buscándome un problema”.
  • Actitud asertiva: “Ten cuidado, al pasar me has tirado los papeles. ¿Me ayudas a recogerlos?”.

Plantear este tipo de situaciones hará que el alumnado pueda analizar las respuestas posibles a fin de ir identificando, paulatinamente, la diferencia entre las tres actitudes y así integrar actitudes asertivas de forma razonada y justificada.

ACTIVIDADES PARA TRABAJAR LA VIDA Y EL BIENESTAR EN EL AULA

Propuesta de actividad de educación emocional para Infantil

En el caso de Educación Infantil, esta competencia es más compleja de trabajar y será necesario haber consolidado las anteriores. En esta etapa, es importante trabajar y empezar a consolidar la conciencia emocional y la regulación, y, de forma más indirecta, la autonomía emocional y las competencias sociales. Esta consolidación permitirá dejar para más adelante el desarrollo de las habilidades para la vida y el bienestar. En cualquier caso, se pueden hacer “pequeñas representaciones” en las que, ante situaciones que los niños viven a diario, deban escoger la respuesta más adecuada.

Propuesta de actividad de educación emocional en Primaria

Es en la etapa de Primaria cuando se empezará a trabajar, de forma consciente, esta competencia. Para ello, se puede plantear la Casa emocional, que permite tomar conciencia sobre los cambios emocionales que se generan a partir de acciones concretas. Para llevar a cabo esta actividad, los alumnos deben reflexionar sobre cómo se sienten en determinados aspectos de su vida y cómo les gustaría sentirse. Después, deberán buscar acciones que crean que podrían ayudarles a provocar este cambio emocional.

Estas acciones siempre deben ser concretas, ya que, pasado un tiempo, hay que valorar si se han llevado a cabo y si han provocado el cambio emocional esperado. Es importante que esta actividad sea pautada o supervisada por el docente, porque a menudo, a través de preguntas y reflexiones, ayudará a los alumnos a encontrar las respuestas que quieren dar.

Para acabar

A partir de las competencias mostradas podemos desarrollar actividades de educación emocional en el aula que permitan trabajar las habilidades intrapersonales e interpersonales de los alumnos, ya sea de forma focalizada o transversal, pero siempre favoreciendo que el proceso educativo sea continuo y permanente.

Un ejemplo lo tenemos en las actividades que se integran en el día a día de la escuela, como se muestra en la siguiente experiencia, que integra la educación emocional en Infantil. Nos despedimos con ella:

Para saber más...

Si os interesa profundizar en este tema, os recordamos que ofrecemos un curso de introducción a la Educación emocional.

Y vosotros, ¿trabajáis la educación emocional en el aula? ¡Comentadnos vuestras experiencias!

Bibliografía:

  • BISQUERRA, R. (2000). Educación emocional y bienestar. Barcelona. Praxis.
  • BISQUERRA, R.; PÉREZ, N. (2007). Las competencias emocionales. Educación XXI, 10, p. 61-82.

También te puede interesar:


1 Comentario

Ventajas de la educación visual y plástica en el aprendizaje – Doqua · 24 septiembre, 2020 at 10:15 am

[…] Una característica propia del arte visual, entendido como lenguaje de comunicación, es apelar a nuestras emociones. Y como todo elemento comunicativo, el arte nos permite expresar nuestras propias emociones. Si […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

[]